Fotos Escolares



Tengo casi 20 años de padre.
Desde principios de 1997 hasta fines de 2014 viví endeudado con préstamos, hipotecas, deudas, tarjetas de crédito, adelantos de sueldo, todo con tal de que a ellos no les falte nada, sobre todo educación.
Ni por un segundo pienses que la madre ni su familia me ayudaron económicamente en este tema.
Solo los Nonitos me ayudaron a full con la educación de mis hijos, como todo lo que me propuse en la vida.

Hay familiares incluso que durante muchos años cuando les pedía plata para la leche, pañales, las cuentas, o porque no podía pagarles la cuota del cole, me decían:

"Para qué tuviste tantos hijos? Vos qué te pensás que te tengo que mantener a los pibes?!"
"Quién te mandó a ponerlos en un colegio privado si no podés pagarlo!"
"Por qué siempre cagás más alto que el culo?!"
"No es mi problema si no podés pagar la cuota del cole bilingüe."
"Pedile a tus abuelos queridos!"

Y mil cosas más que ni valen la pena mencionar aquí.
Siempre la falta de dinero, como en cualquier pareja, generó tensión.

Hubo familiares, por eso hoy y siempre antifamilias, que teniendo cómo decidieron no ayudarnos con los chicos. 


No había tributo más grande y mejor a mi EX que cuidar al máximo el producto de nuestro amor, de nuestra historia. Ser madre es la cima de lo femenino, qué mejor que tengas a alguien al lado que te proteja a los hijos para que tengan un futurazo? Para que no sufran como nosotros, como nuestros hermanos y padres, debía asegurarles una educación de calidad!

Argentina es un país muy caro y difícil. Pero como todo en mi vida: no me importó.
Por más dura que sea la vida, ningún escenario pudo nunca contra mis objetivos e ideas fundamentales.
Desde muy padre primerizo lo supe: mis hijos iban a tener la mejor educación posible.
Y puedo asegurarte que la tuvieron!
Mis orígenes son humildes, crecí en el sur de la ciudad en un barrio de monoblocks (y mi EX también tiene orígenes similares) lleno de violencia, peligros, drogas, personas muy truchas en la calle, pero también cursé en colegios públicos primario y secundario en los 80s y 90s. Te puedo asegurar que a pesar de que fuí muy feliz en mi infancia y adolescencia porque viste cómo soy: siempre colgado en mi rama, siempre en mi universo, fue terrorífico el colegio público a múltiples niveles. A ver a entender: toda la sociedad que uno le huía en el barrio, en la calle, estaban metidos en el aula, eran tus compañeritos, venían de ésas familias que desde chico te dicen: "Con ésa gente no."
Te digo más, tanto mi EX como yo crecimos en barrios rodeados de villas. ESA GENTE ERA LA MÁS BUENA, LA MÁS COPADA.

Así que ni lo pensé una vez padre.

Hoy en día hay gente que me dice:

"Pero fijate te endeudaste hasta el cuello durante muchos años por educarlos pero son unos soretes que te apuñalan por atrás cada vez que pueden"
"De qué te sirvió mirá las cosas que andan diciendo de vos"
"No te valoran nada, para qué te matás por ellos y te preocupás!"
"Son traicioneros, te usan, te mienten, mienten a la gente sobre vos, de qué te sirvió darles todo?"
"Se alían con los antifamilias para denunciarte con falsos testimonios"
"Creyeron las mentiras de la madre y se te pusieron en contra"...



Y miles de otras verdades apenantes que no puedo creer que sean mis hijos, que hayan salido de mi.
Por eso hoy son exhijos. Justamente.


//

Siempre tuve un sueño: viajar.
Al ser padre sacrifiqué ese sueño por ellos. Nunca me/nos subimos a un avión ni viajamos más allá de Mardel o SanBer justamente porque con el dinero de una educación privada/bilingüe triple no quedaba resto para hacer nada más. Así eran las cosas. Y a mi me llenaba de orgullo ser así pero mi EX lo sufrió. Yo sabía que estaba construyendo un futurazo para ellos, sus hijos, nietos y futuras generaciones.
Pero fijate vos lo que sucede hace siete años desde la separación:
Todos los pilares de mi papitud, quirúrgicamente destruidos por la bicha y acólitos antifamilias.
Querían formar como ellos unos mini AntiJPs, en vez de ello crearon monstruos tristes sin rumbo sin amor propio ni ajeno. Irreconocibles los chicos que crié.
Perder la brújula también puede ser una labor diabólica de otros, no solo los golpes de la vida te tuercen el rumbo.

Las Fotos Escolares aquí >>